Definição de métricas de negócio

Las mejores prácticas para la definición de KPI’s

As melhores práticas para a definição de KPI's

Tener KPI’s definidos es esencial para el buen desempeño de una empresa. Los KPI’s son los indicadores clave de rendimiento que nos indican en qué estado el negocio se encuentra y cuán lejos (o cerca) estamos de cumplir los objetivos establecidos. Con base en los indicadores y en el desempeño de la empresa, los gestores pueden tomar decisiones más asertivas e informadas. Sin embargo, los KPI’s sólo resultan útiles si se definen de la forma correcta. En el artículo de hoy, vamos a abordar las mejores prácticas para la definición de KPI’s.

Defina indicadores mensurables

Para que un indicador sea bien definido es necesario que sea posible medirlo fácilmente, es decir, debe optar siempre por indicadores cuantitativos y no cualitativos. En el caso de los indicadores cualitativos, existe una gran probabilidad de que haya una evaluación subjetiva. Por ejemplo, en lugar de tener como objetivo mejorar las ventas, establezca un indicador sobre la tasa de conversión en ventas.

No complicar

Los KPI’s deben ser simples, para que todo el equipo sea capaz de comprenderlos. Si complicar mucho un KPI corre el riesgo de no poder extraer cualquier información útil de su análisis. Y si los colaboradores no entienden el indicador pueden quedar desmotivados, lo que perjudica todo el desempeño de la empresa.

Defina indicadores adecuados a la realidad del negocio

No todos los indicadores sirven para todas las empresas. Hay indicadores que se adecuan a un tipo de negocio, pero que no tienen ningún sentido en otras áreas de actividad. Definir indicadores sólo por definir va a crear ruido perjudicial al desempeño de los colaboradores y eso tendrá un impacto negativo en los resultados finales de la empresa.

Evaluar los KPI con frecuencia

Un KPI debe ser analizado con frecuencia porque sólo con un acompañamiento constante es que es posible entender si estamos caminando en la dirección correcta o no. Debe elegir siempre indicadores que pueden ser medidos fácilmente y de forma frecuente, para que pueda tomar decisiones en el día a día con base en información fiable y actualizada.

Haga los indicadores dinámicos

Un indicador que ayer era bastante importante, hoy puede haber perdido parte de su importancia. Las empresas son organismos vivos y dinámicos y como tal los cambios deben ser acompañados en todas las áreas de la empresa. Evaluar al menos cada tres meses si los indicadores que tienen «activos» son los más adecuados teniendo en cuenta el período que la empresa atraviesa.

Definir indicadores de rendimiento es esencial para que pueda obtener éxito en su negocio. Trabajar sin saber para qué lado el negocio está a ir es el primer paso hacia el fracaso. ¡Es fundamental que tenga la conciencia de que definir indicadores es un trabajo que merece su atención y dedicación, pues sólo de esta forma conseguirá involucrar a todo el equipo de trabajo en la consecución de los objetivos empresariales globales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *