Dicas de Gestão

Transformación digital: ¿por dónde empezar?

Transformação digital: por onde começar?

Vivimos en una era digital y las empresas ya no logran huir a esta nueva realidad. La transformación digital ya no es una planificación del futuro: es el presente de las empresas. En los días de hoy, para que una empresa se mantenga competitiva es necesario tener una base sólida de tecnología. Cloud computing, Big Data, Data Analytics, Internet of Things, movilidad, información en tiempo real, entre muchos otros conceptos tecnológicos forman parte del día a día de las empresas en todo el mundo. Todos estos conceptos necesitan estar integrados en una estrategia de digitalización del negocio, pues cuando trabajadas en conjunto son mucho más fuertes que analizados individualmente. En el artículo de hoy, le dejamos algunos consejos para saber por dónde empezar la aplicación de una estrategia de transformación digital!

Analice el mercado detalladamente

La empresa debe empezar por comprobar en qué punto está en la curva de la madurez digital. También debe verificar en qué punto de madurez se encuentran los competidores directos e indirectos. En el pasado, la digitalización se consideraba como un recurso para revertir la pérdida de beneficio. Hoy en día, la transformación digital se considera una oportunidad de crecimiento.

Evaluar el estado actual de su empresa

En esta fase, es necesario realizar una evaluación exhaustiva sobre cuán digital o analógica es su empresa (este análisis abarca productos, servicios y activos de la empresa). Es necesario verificar si la empresa es fácilmente digitalizable o si es necesario un gran esfuerzo financiero y de recursos humanos para pasar los activos de la empresa desde el tangible al intangible. Después de esta evaluación, es necesario planear los escenarios para el cambio, analizando puntos fuertes y débiles y necesidades del mercado, para encontrar posibilidades financieramente sostenibles para comenzar el proceso de digitalización.

Se coloque en el lugar de sus clientes y perciba sus necesidades

Es necesario conocer a sus clientes y percibir cómo están interactuando con el mercado, qué necesidades presentan y qué tipo de soluciones buscan. Con base en este conocimiento, es más fácil dirigir la oferta y añadir valor. Debe encontrar formas de llegar a sus clientes por medios digitales, por ejemplo, percibir si se comunican a través de redes sociales, si leen newsletters o se escuchan podcasts. La comunicación digital es cada vez más el canal de comunicación preferido de los consumidores. A través de este mapeo, es posible desarrollar estrategias de segmentación mucho más eficaces, ya que se centra en las necesidades y características reales de los consumidores.

Defina una estrategia con fechas y acciones específicas

Después de analizar todos los aspectos relativos al mercado y a la propia empresa, la próxima etapa es utilizar los datos para trazar un plan estratégico, donde consten todas las fases de la transformación digital a ser aplicada en la empresa. El punto de partida es siempre diferente para cada negocio, ya que cada empresa tiene sus propias especificidades. Debe darse prioridad a los puntos débiles en relación con la competencia y utilizar los puntos fuertes de la empresa para destacarse.

Prepara a la empresa para el cambio e hable con toda la organización

Una empresa tradicional tiene la tendencia de ponerse en el centro y de tratar a sus clientes sólo como consumidores de sus productos, sin percibir en la realidad la importancia que los clientes tienen en la evolución del negocio. Una empresa con mentalidad tradicional mira a la tecnología digital sólo como un soporte a las operaciones y no hay gran preocupación por la innovación. Una transición al mundo digital requiere inversión, tiempo y una estrategia bien definida, pues sólo así es posible partir para acciones concretas. En esta era de cambio, es fundamental que los líderes de las empresas preparen a sus colaboradores para la digitalización. Esta preparación puede ser hecha a través de acciones de formación que hagan a los colaboradores percibir la verdadera importancia y beneficio del cambio hacia un paradigma digital.

Aplique el cambio en las acciones del día a día

No basta decir que queremos cambiar. No basta definir un plan que acaba olvidado en el fondo de un cajón. Es necesario que los colaboradores se sientan involucrados en el proceso de cambio y es esencial que el ejemplo sea dado a través de las acciones diarias. Utilizar la tecnología en acciones que antes eran más «tradicionales» y automatizar procesos son los primeros pasos para probar que efectivamente la empresa entró en la fase de digitalización. Sólo a través de los ejemplos superiores es que los colaboradores se sentirán motivados para, también ellos, aplicar la nueva filosofía empresarial.

 

La transformación digital hace que los procesos sean más fluidos y gestionar todos los departamentos de la empresa se convierta en una tarea más fácil e intuitiva, pues la comunicación entre todas las áreas de la empresa se encuentra facilitada. La definición, implementación y mejora de los procesos de negocio para un enfoque más práctico y facilitador es el objetivo de la adopción de nuevas tecnologías en los negocios. Con una estructura más organizada y fluida, la empresa ganará una posición competitiva frente a sus competidores directos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *