Uncategorized

La guía completa sobre KPI’s

O guia completo sobre KPI's

Tener KPI’s definidos es esencial para el buen desempeño de una empresa. Los KPI’s son los indicadores clave de desempeño que nos indican en qué estado se encuentra el negocio y cuán lejos (o cerca) estamos de cumplir los objetivos establecidos. Con base en los indicadores y en el desempeño de la empresa, los gestores pueden tomar decisiones más asertivas y más informadas. Las herramientas BAM como Multipeers permiten acompañar a los KPI’s de forma continua y en tiempo real. El análisis del desempeño de forma constante garantiza que se dedique una mayor atención al cumplimiento de los objetivos, aumentando efectivamente el grado de alcanzamiento de los mismos. El seguimiento continuo del desempeño asume un papel de gran relevancia en la planificación y posterior control, pues proporciona información sobre procesos desarrollados por la organización. La eficacia de cualquier estrategia de control depende en gran medida de la correcta adecuación de las métricas de desempeño desarrolladas y de los KPI’s. En este artículo, hablaremos sobre todo lo que necesita saber sobre KPI’s!

¿Cómo definir metas de negocio desafiantes y realistas?

Sea realista y objetivo

Todos queremos ser los mayores empresarios del mundo, pero hay obstáculos que nos impiden y tenemos que tener esa conciencia. Cuando establece metas de negocio demasiado altas, el riesgo de caer es mucho mayor. Y como las metas son más difíciles de alcanzar, se sentirá frustrado al percibir que no logra concretarlas. Debe establecer objetivos realistas y que sean adecuados a la realidad de su negocio. Si no tiene una gran capacidad de inversión en el momento, de nada le servirá definir como meta de negocio aumentar el equipo en 10 colaboradores. Las metas de negocio deben ser establecidas de acuerdo con la realidad de la empresa en el momento, pues sólo así será capaz de alcanzarlas.

Establezca plazos rígidos

Cuando no existe un plazo límite para el cumplimiento de una determinada tarea o de un objetivo, lo más probable es que éste arrastre en el tiempo y acabe por olvidarse. Es esencial que defina una fecha límite para alcanzar una determinada meta de negocio, pues sólo así podrá definir una línea temporal y asignar acciones necesarias a lo largo del tiempo. El plazo establecido debe ser como el objetivo de negocio: específico y realista. No debe definir un plazo demasiado corto ni demasiado largo, pues ambos casos pueden causar desmotivación por parte de las personas responsables del cumplimiento del objetivo.

Haga una revisión regular de las metas de negocio

Las metas de negocio deben ser revisadas con regularidad y deben ser adaptadas según los cambios que se vayan verificando en la empresa. Las metas de negocio a largo plazo deben ser objeto de seguimiento, para que pueda verificar si todas las acciones necesarias para su cumplimiento se están realizando. Las metas de negocio no son estáticas y no es obligatorio que se mantengan inmutables. Siempre que sea necesario, debe cambiarlas y actualizarlas y en casos más extremos, puede incluso eliminarlas, si se comprueba que ya no se adecuan a la forma de trabajar de la empresa. Una meta que ayer era bastante importante, hoy puede haber perdido parte de su importancia. Las empresas son organismos vivos y dinámicos y como tal los cambios deben ser acompañados en todas las áreas de la empresa. Evaluar al menos cada tres meses si los indicadores que tienen “activos” son los más adecuados teniendo en cuenta el período que la empresa atraviesa. Sin embargo, hay que tener cuidado de no cometer el error de alterar o eliminar metas de negocio sólo porque es difícil alcanzarlas.

Lo que los KPI’s pueden hacer por la gestión de una empresa

Conocimiento claro sobre la estrategia empresarial

Es fundamental que cada colaborador de la empresa u organización conozca sus KPI’s y que estos sean actualizados con alguna frecuencia. “Si no sabemos dónde vamos, cualquier camino sirve”: lo mismo se aplica en las empresas. Si no somos conscientes de los resultados que debemos alcanzar con nuestro trabajo, podremos hacer cualquier cosa, y eso posiblemente no estará en línea con los objetivos generales de la organización. La definición de los indicadores de cada colaborador y la conexión con el sistema de seguimiento es esencial para obtener una visión global e integrada del estado de la empresa y del rendimiento de cada uno. Es importante señalar que cada colaborador debe tener acceso sólo a los indicadores importantes para la prosecución de su trabajo, para tener un día a día más enfocado y organizado.

Permite evaluar la empresa de forma cuantitativa

Los KPI’s permiten obtener resultados mensurables. Y eso es muy importante en una empresa, ya que los números no mienten! No basta con tener un conocimiento subjetivo sobre los resultados de la empresa. Es necesario conocer de forma objetiva los verdaderos valores de la organización. A través del análisis de los KPI’s es posible redefinir estrategias y alterar lo que no está dando resultados positivos. Es esencial que los KPI’s sean evaluados de forma frecuente, pues sólo de este modo pueden tener un impacto significativo en la vida de la empresa.

Aumentan el rendimiento del departamento de ventas

Cuando están bien definidos e implementados, los KPI’s ayudan a impulsar las ventas. Cuando existen objetivos definidos y recompensas asociadas a su concreción, la tendencia es que los colaboradores se esfuercen aún más para alcanzar las metas establecidas. Se crea así una competencia sana entre los diferentes vendedores y al final la empresa sale ganando con el aumento de las ventas!

La toma de decisiones más eficiente

Los KPI’s proporcionan mucha información sobre la empresa y en esa medida hacen que la toma de decisiones sea más eficiente y más fácil. Los gestores se quejan a menudo de la falta de información sobre la empresa para poder decidir de forma consciente y estos indicadores de desempeño ganan un papel destacado en el momento de tomar decisiones sobre el futuro de la empresa. Los gestores sólo consiguen tomar decisiones asertivas y acertadas si tienen un total conocimiento sobre la realidad empresarial. Y nada mejor que KPI’s para proporcionar todo ese conocimiento.

Mejoran el cumplimiento de los objetivos

Analizar el desempeño de una empresa de forma constante garantiza que se dedique una mayor atención al cumplimiento de los objetivos. Un proceso eficiente debe ser planeado y controlado. El seguimiento continuo del desempeño asume un papel de gran relevancia en la planificación y posterior control, pues proporciona información sobre procesos desarrollados por la organización. La eficacia de cualquier estrategia de control depende en gran medida de la correcta adecuación de las métricas de desempeño desarrolladas y de los KPI’s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *